Miguel Almirón jugando como extremo, incómodo y sin explotar lo mejor de él.

Comentarios