Luego de eliminar a España, Marruecos se sumó a una lista muy particular en la que está Paraguay

La tanda de penales entre Marruecos y España, que terminó clasificando a cuartos de final a la selección africana y dejando fuera a la europea, tuvo una particularidad muy importante y que pocas veces se dan en el fútbol.

El equipo español no convirtió ni un solo tiro, algo que ocurrió recién por sexta vez en toda la historia de competencias oficiales a nivel de selecciones y por segunda vez en la Copa del Mundo.

Paraguay, así como Marruecos, fue uno de los "beneficiados" de un rival que tuvo "puntería cero" en una tanda de penales en un torneo oficial. Fue en los cuartos de final de la Copa América 2011, cuando Brasil falló 4 disparos y la Albirroja convirtió 2, para acceder así a semifinales.

Según los datos del especialista en estadísticas español, MisterChip, las tandas anteriores a la de este martes donde hubo equipos que no convirtieron ningún tiro fueron en la Copa Confederaciones 2017, donde Chile derrotó por 3-0 a Portugal; en la Copa Asia 2011, donde Corea del Sur erró todos sus tiros ante Japón y terminó cayendo en semifinales.

Además, en la Copa del Mundo 2006, cuando Ucrania eliminó a Suiza, que no había anotado ninguno de sus tiros y en la Copa Asia de 1988, cuando en el partido por el tercer lugar ante Irán, China falló todos sus disparos y terminó cayendo.

Comentarios


Desde que fue campeón del mundo, España solamente ganó tres partidos en Mundiales

El gran golpe de los octavos de final del Mundial de Catar 2022 lo dio Marruecos, luego de eliminar a España en la tanda de penales y acceder por primera vez en su historia a los cuartos de final.

La selección europea ve una vez más esfumarse su sueño en octavos y en penales, tal como ocurriera hace cuatro años en Rusia 2018 y los antecedentes de la "Roja" en las últimas ediciones son muy poco felices.

En Sudáfrica 2010, España tocó el cielo con las manos ganando la primera Copa del Mundo de su historia, pero lejos estuvo de repetir aquella hazaña desde entonces.

Los números marcan que desde que Iker Casillas levantó la Copa del Mundo en Johannesburgo, España solamente ha ganado tres partidos en los Mundiales posteriores.

Lo hizo ante Australia por 3-0 en el 2014, ya eliminada en fase de grupos y sufriendo la "maldición del campeón"; ante Irán por 1-0 en el 2018 y ante Costa Rica por 7-0 en el 2022. Después, tuvo otros cinco partidos con empates (dos de ellos perdiendo en penales) y tres derrotas, completando así los once partidos que tuvo desde que fue campeón en el 2010.

Comentarios


El reemplazante de CR7, encargado de marcar el primer hat-trick de Catar 2022

¡No hay tiempo que perder! Acaba de cumplir 21 años y solo ha disputado tres partidos internacionales con la selección portuguesa, pero Gonçalo Ramos, suplente de Cristiano Ronaldo en la primera fase del torneo, marcó un triplete en la victoria por 6-1 contra Suiza en el choque de octavos de final.

"Un estreno de ensueño", escribió el joven delantero del Benfica en Instagram hace tres semanas. En su primera convocatoria, pocos días antes del comienzo del Mundial de Catar, consiguió marcar un gol y dar una asistencia en menos de 25 minutos contra Nigeria (4-0).

En Catar, aumentó su bagaje internacional con dos breves apariciones contra Uruguay y Ghana -diez minutos en total- antes de la gran sorpresa del martes: para el partido contra Suiza, Fernando Santos optó por él como titular en lugar de Cristiano Ronaldo, castigado por su mala reacción al ser sustituido ante Corea del Sur (2-1) y sus decepcionantes actuaciones.

Media hora de juego en total y tres partidos con la selección lusa para sustituir a una leyenda que suma 194 internacionalidades, 118 goles con la Seleçao, cinco Balones de Oro... ¿Impresionado, Gonçalo Ramos? La verdad es que no.

Cristiano "habló conmigo antes del partido, como habla a todo el mundo. Es el capitán y siempre trata de ayudar", explicó tras el partido Ramos, que no quiere que el éxito se le suba a la cabeza: "Ha sido un gran partido, pero lo importante ahora es mantener la calma".

El espigado delantero centro (1,86 m) respondió al estruendo de su titularidad con tres goles brillantes, tres de los seis de la obra maestra de Portugal contra Suiza.

Abrió el marcador en el minuto 17 con un extraordinario zurdazo, que entró por debajo del larguero tras una buena asistencia de Joao Félix. Justo después del descanso, amplió la ventaja portuguesa a 3-0 con un remate en el área a centro de Diogo Dalot, para sumar un doblete que celebró imitando pistolas con los dedos.

- Seguido por el PSG -

Tres minutos más tarde, asistió con precisión a Guerreiro (4-0, 55) y, finalmente, completó su fantástica noche en el minuto 67 con otra diana, la tercera, picando la pelota ante la salida de Yann Sommer (5-1, 67).

A un cuarto de hora del final, tras tres goles y una asistencia, llegó el momento de salir y dejar la cancha y los focos a Ronaldo, que le felicitó de forma discreta en el cambio.

En su primera titularidad con Portugal, el joven debutante acababa de lograr tres veces lo que la leyenda lleva persiguiendo cinco Mundiales: marcar en un partido de la fase eliminatoria de un Mundial.

"Cristiano es un referente para todos nosotros, lidera al equipo, pero tenemos otros jugadores como Bruno Fernandes o Pepe que también son capaces de liderar y ayudar a Cristiano", dijo Ramos tras el partido contra Ghana, en el que sustituyó a CR7.

Su llegada a la selección, junto a Ronaldo, João Félix y Bernardo Silva, es el resultado de un comienzo de temporada muy exitoso con el Benfica, que, según L'Equipe, le ha valido incluso el interés del París SG y de su asesor deportivo, el portugués Luis Campos.

Con el club lisboeta, ha firmado nueve goles y tres asistencias en la liga, además de un gol y una asistencia en un complicado grupo de la Liga de Campeones en el que el Benfica terminó por delante del PSG, la Juventus y el Maccabi Haifa.

Portugal, Europa y ahora el mundo. Gonçalo Ramos no tiene tiempo que perder.

Doha, Catar. AFP.

Comentarios

Ultimos videos
Ir arriba