'Tata' Martino y Messi, un reencuentro de alta tensión en Catar

Una segunda derrota consecutiva en la final de la Copa América ante Chile fue el triste colofón a la fallida alianza entre Gerardo Martino y Lionel Messi, una temporada con el Barcelona y dos años en la Albiceleste. Este sábado se reencuentran en un México-Argentina de alto voltaje, de "vida o muerte" sin ánimo de exagerar.

Rosarinos ambos, su unión parecía perfecta. El técnico y el astro coincidieron en el Barcelona en el curso 2013-14, uno de los pocos años en los que Messi no terminó celebrando un título.

Director deportivo azulgrana en aquella época, Andoni Zubizarreta desveló una anécdota que explica el desequilibrio de poder entre la gran estrella mundial y el entrenador.

- Derrotas y clima irrespirable -
"Cuando Martino estaba en el Barça, le decía a Leo: 'Ya sé que si usted llama al presidente me echa, pero coño, no hace falta que me lo demuestre todos los días'", señaló el antiguo arquero en una entrevista con Vicente Del Bosque en El País en 2020.

Contra pronóstico, extendieron su relación en la Albiceleste (2014-16), perdiendo dos finales consecutivas de la Copa América (2015 y 2016) ante Chile, que se sumaron a la final del Mundial 2014 ante Alemania, entonces con Alejandro Sabella, fallecido en 2020, en el banquillo.

Fueron tiempos difíciles para Messi. Tres finales, tres derrotas y un clima irrespirable en Argentina que le hizo abandonar temporalmente la selección tras caer por segunda vez frente a Chile.

Seis años después, un Messi en plena madurez lidera a una Albiceleste que por fin se reencontró con el triunfo logrando la Copa América en 2021 pero que ha derrapado en su bautizo en Catar-2022, con una derrota 2-1 ante Arabia Saudita que la deja entre la espada y la pared.

Tras su agitado trienio junto a Messi, Martino encontró un remanso de paz en la MLS norteamericana, donde se tomó un respiro dirigiendo dos cursos al Atlanta United, saldados con el título de 2018.

La final fue su último partido en la ciudad de la Coca-Cola. A continuación aceptó subirse a otro transatlántico adepto a las emociones fuertes, la selección mexicana y sus exigentes 130 millones de seguidores.

- Aluvión de críticas -
Empezó bien, logrando la Copa Oro de 2019, pero el desgaste y la enorme presión inherente a este cargo acabaron por convertirse en una pesadilla.

En la televisión mexicana se cuestiona incluso que Martino exprese, con los brazos cruzados, que acude al Mundial ilusionado. "¡Su lenguaje gestual dice otra cosa!", gritaban en la previa a la Copa del Mundo en las tertulias.

Más lejos ha llegado la leyenda mexicana Hugo Sánchez, señalándolo en varias ocasiones por no ser mexicano.

"Viene a ganarse un buen dinero y eso es lo que le importa. Se lleva su dinero a casa, no tiene pasión y esto de dirigir a México se debe hacer con entrega", señaló en el arranque del torneo.

En septiembre, Martino llegó al punto de pedir "un abrazo" a un periodista por hacerle una pregunta táctica en una conferencia.

Enfrente, el sábado en el Estadio de Lusail, teatro de la final del Mundial, se reencontrará con su paisano. Messi y Martino, dos caminos que se vuelven a cruzar con los octavos de Catar-2022 en el horizonte.

DohaCatar | AFP.

Comentarios

Ultimos videos

Camerún-Suiza, duelo inédito entre habituales actores secundarios del Mundial

Camerún, el equipo africano con más presencias en los mundiales, y Suiza, que afronta su 12ª participación disputarán este jueves un duelo inédito entre dos equipos que nunca han tenido un gran protagonismo en el torneo, con los cuartos de final como mejor resultado para ambos.

Los 'Leones Indomables' intentan mantener viva la llama de Italia-1990, cuando dieron la gran campanada venciendo a la Argentina de Maradona en la primera fase y se clasificaron para los cruces, eliminando a Colombia en octavos y perdiendo con Inglaterra en cuartos, pero los más jóvenes ya no se acuerdan de aquella gesta y poco les dice el nombre de Roger Milla, el mejor jugador camerunés de la historia hasta la aparición de Samuel Eto'o.

Después de aquel histórico momento, Camerún se ha hecho un habitual en estas citas, participando en seis de las últimas ocho ediciones, contando Catar-2022, pero sin pasar nunca de la primera fase.

En los últimos años, además, los 'Leones Indomables' apenas han dado zarpazos ni siquiera en su continente. En la última década, solo han ganado un título de la CAN (2017) y en el último torneo continental, en casa, ni siquiera llegaron a la final (3º). Peor, no se clasificaron para dos ediciones (2012 y 2013), como tampoco lo hicieron para el último Mundial de Rusia.

Pocos trofeos para una de las mayores fieras del fútbol africano, que llegó a Catar gracias a un gol en el último minuto de la repesca contra Argelia.

Con Samuel Eto'o como presidente de la federación y otra de sus leyendas, Rigobert Son, en el banquillo, Camerún trata de devolver al equipo el lustre de antaño y cuenta con un plantel con hombres que juegan en las mejores ligas de Europa, aunque sin tener una gran estrella.

- Choupo Moting en gran momento -
El portero del Inter André Onana, el centrocampista del Nápoles Franck Zambo Anguissa y los delanteros Eric Choupo Moting (Bayern Múnich), Vincent Aboubakar (ahora en el Al Nasr Riyadh saudita) y Karl Toko Ekambi (Lyon) forman la columna vertebral de un equipo, cuyo talón de Aquiles es la defensa, donde no cuenta con ningún futbolista que juegue en un gran equipo.

Camerún se encomienda al gran momento de Choupo-Moting, autor de nueve goles en sus últimos ocho partidos con el Bayern Múnich, y en la capacidad organizativa de Anguissa, que está realizando una gran temporada en el imparable Nápoles, para clasificar en un grupo G en el que los dos grandes favoritos son Brasil y Serbia.

Por ello parece más determinante aún el resultado del partido contra Suiza, ya que el equipo derrotado quedará al borde del abismo.

Como Camerún, Suiza es otro de los habituales en la Copa del Mundo, con 12 participaciones (de 22) y unos cuartos como mejor resultado (1934, 1938 y 1954), aunque en tres de los últimos cuatro mundiales (salvo 2010), siempre superó la primera fase para caer en el primer cruce.

A la generación dorada de la 'Nati', liderada por Xherdan Shaqiri, Granit Xhaka y el arquero Yann Sommer, parece ya mayor como para lograr ahora lo que no pudo en anteriores ediciones, aunque el equipo, ahora bajo la batuta de Murat Yakin, cuenta también con un 'León Indomable' para rugir en Catar: Breel Embolo.

A sus 25 años, y tras haber participado ya en Rusia-2018, el actual delantero del Mónaco, nacido en Camerún, parece llegar en su momento de madurez para guiar el ataque suizo.

De sus goles dependerá en gran medida las opciones de la 'Nati' en Catar.

Comentarios


La paliza de España a Costa Rica ingresa al podio de las mayores diferencias en los Mundiales

En su estreno en la competencia, España pisó fuerte y mandó un fuerte mensaje con la paliza que le propinó a Costa Rica, con un fútbol dominante y un resultado final de 7-0 que pudo incluso haber sido mayor.

Este marcador ya quedó en la historia de España como el mejor resultado a su favor en la historia de los Mundiales, pero también en la historia general del certamen entre la diferencia de goles más amplia en un partido.

La diferencia de 7 goles a favor de un equipo en un partido del Mundial es el tercer resultado más amplio por detrás de la diferencia de ocho y nueve goles.

El 7-0 de España a Costa Rica se suma al de Uruguay a Escocia y Turquía a Corea del Sur en 1954, Polonia a Haití en 1974 y Portugal a Corea del Norte en el 2010. De esta manera, fue el quinto 7-0 en la historia de los Mundiales.

Por encima de este gran triunfo de la "Roja" se siguen ubicando los 8-0 de Suecia a Cuba en 1938, Uruguay a Bolivia en 1950 y Alemania a Arabia Saudita en el 2002.

Y las máximas diferencias se dieron con los 9-0 de Hungría a Corea del Sur en 1954 y Yugoslavia a Zaire en 1974, dejando al 10-1 de Hungría a El Salvador en 1982 como la mayor goleada de la historia.

 

Comentarios

Ir arriba