Fútbol Paraguayo

Julio Cáceres, la inclusión de los juveniles y la decisión de no concentrar

Enrique Landaida y Julio César Cáceres. Foto: Club Olimpia. | 15 Oct 12:57
Enrique Landaida y Julio César Cáceres. Foto: Club Olimpia.
Fútbol Paraguayo

Julio Cáceres, la inclusión de los juveniles y la decisión de no concentrar

15 Oct 12:57

El club Olimpia hizo oficial, a través de una conferencia, la decisión de poner a Julio César Cáceres al mando del equipo principal, tras las sorpresiva renuncia del charrúa Álvaro Gutiérrez.

El histórico exjugador paraguayo, actualmente ya abocado de lleno a su carrera de entrenador, llega a la Primera rápidamente impulsado por la gran tarea que venía desarrollando en la Reserva, con 10 victorias en 10 partidos.

El "Emperador" anunció en su presentación que tratará de llevar poco a poco a los juveniles al plantel principal y que los más experimentados serán los elegidos para tratar de sacar a Olimpia de la crisis futbolística que atraviesa.

"La verdad que nosotros venimos trabajando bastante bien, pero tenemos que ir de a poco, lo dejé en claro siempre. Prefiero que hoy sean acompañados de los jugadores de mayor experiencia, pero de a poco ir teniendo esa oportunidad de incursionar en el equipo", manifestó.

Una de sus primeras decisiones como DT del plantel principal fue no concentrar en la previa del juego ante Guaireña.

"Es una decisión mía de no concentrar, sí reunirnos en el día del partido en la Villa, almorzar todos juntos y luego salir. Luego de todo lo que están pasando, el jugador necesita aislarse un poco", explicó.

Cabe recordar que Julio César Cáceres formó parte del cuerpo técnico de Sergio Orteman, quien arrancó el segundo semestre pero se fue por los malos resultados.

Comentarios

Últimos videos

Albirroja

Los 10 errores y hechos que terminaron arruinando a Berizzo

Foto: Néstor Soto. | 15 Oct 14:00
Foto: Néstor Soto.
Albirroja

Los 10 errores y hechos que terminaron arruinando a Berizzo

15 Oct 14:00

A lo largo de estos 969 días, Eduardo Berizzo tuvo mucho errores tácticos, de seleccionador e incluso fuera de la cancha con algunos futbolistas. También ocurrieron hechos de poca fortuna que terminaron acabando definitivamente con un intento de proceso, que no progresó ni desde el juego, mucho menos en los resultados.

Algunos de los principales hechos y errores que condenaron a Eduardo Berizzo con los siguientes:

  • "MARCAR" A JUGADORES

Desde su primera convocatoria ya "marcó" a jugadores por declaraciones o comportamientos fuera del campo. El primer caso fue el de Carlos González, quien había señalado que el plantel se vio muy afectado por la salida de Juan Carlos Osorio y le costaba absorber la nueva idea (de Berizzo), fue "borrado" por muchísimo tiempo.

Misma situación pasó con varios jugadores. Tuvo diferencias con Juan Escobar, quien pidió estar fuera de la Copa América y terminó regresando hace poco, mientras que Lorenzo Melgarejo rechazó ser convocado por no ser titular.

Otro que fue "marcado" es Derlis González, quien por unas declaraciones - dijo que nunca recibió llamado de Berizzo durante su lesión - fue olvidado totalmente a pesar de recuperar buen nivel en Olimpia.

  • ENCEGUECIDO POR UN ESQUEMA Y ESTILO INICIAL

Desde que llegó, las dos palabras que más pregonaron fueron: posesión de balón y 4-3-3 sin importar nada.

Con hombres no aptos, ambas cosas no le funcionaron a la Albirroja, que tuvo pelotas excesivamente ante rivales discretos, pero teniendo como principales protagonistas a sus dos zagueros como Junior Alonso y Gustavo Gómez, quienes siguen siendo hasta los hombres con más pases de la era Berizzo.

Posesión estéril, sin verticalidad. A eso hay que añadirle que se obsesionó con el supuesto 4-3-3, que en realidad casi siempre fue 4-1-4-1 o 4-5-1, con los extremos siempre en función defensiva.

  • IMPROVISAR EN VARIAS POSICIONES

Las improvisaciones también terminó siendo uno de los defectos más notorios del DT argentino. Insistió con un zaguero de lateral derecho (Robert Rojas) y lateral izquierdo (Alderete), "quemando" fuera de su lugar de confort a varios futbolistas; los citados solamente son algunos. El "Sicario" incluso fungió de lateral-volante (carrilero) en un par de encuentros.

No hay que olvidar que en los últimos partidos terminó protagonizando sendos papelones, como la de Fabián Balbuena como volante central y Juan Escobar como volante por derecha. Insistió mucho con Santiago Arzamendia como mediocampista ofensivo, un lugar que no desconoce, pero sabiendo que venía rindiendo mejor de lateral en Cerro Porteño.

Richard Sánchez fue otro de los que pagó caro las improvisaciones, ya que lo pusieron a jugar en varios partidos de la Copa América y Eliminatorias, como segundo punta prácticamente, fungiendo de falso enganche.

  • CAPRICHOS INENTENDIBLES

Eduardo Berizzo se encaprichó demasiado con un esquema táctico y además con varios jugadores que no rindieron como se esperaban en la selección paraguaya y basta con nombrar un par de jugadores como Gastón Giménez, Andrés Cubas y el ninguneo insólito a "Kaku" Romero Gamarra, el distinto de Paraguay.

Con Gastón insistió en varias posiciones, ya sea de "6" único, interno por los dos costados, de falso enganche y jugando otro volante central a lado. El naturalizado paraguayo posee talento y tiene muchas virtudes, pero su ritmo cansino nunca fue de la mano con lo que intentaba proponer la Albirroja, que en teoría era un juego dinámico e intenso.

Con el correr del tiempo, se terminó dando cuenta que tanto Giménez como Cubas, no estaban a la par del resto y fueron marginados de a poco, hasta llegar al punto de no utilizarlos. Entonces, ¿se dio cuenta tarde de que no se adaptaban al equipo o fue por encapricharse en su idea?

Entre otras preguntas, ¿por qué nunca confió en Alejandro Romero Gamarra? Es insólito cómo siempre lo tuvo marginado y las veces que ingresó el talentoso volante zurdo, demostró ser el más claro, decisivo de la selección paraguaya. En los pocos minutos que ha tenido, igual resaltó y es uno de los futbolistas más determinantes en números ofensivos.

  • IGNORAR A LOS MEJORES

Algo que terminó siendo un sello de esta era, fue el ignorar a los futbolistas en su mejor momento, ya sea para convocarlo o incluirlo en los partidos.

Arriba hablamos del ninguneo al "Kaku" Romero Gamarra, pero en su momento pasó lo mismo con Carlos González, quien se cansaba de hacer goles en Pumas (su exequipo), a Braian Samudio lo trajo casi siempre de paseo desde Turquía, como así también ignoró la mejor versión de. Richard Sánchez en varios juegos.

Nunca le dio chances a Jesús Medina, que venía teniendo un gran nivel en la MLS, una liga que no parece muy fuerte, pero de la que trajo a varios futbolistas como en su momento a Romero Gamarra y Gastón Giménez.

Otros futbolistas que sufrieron eso fueron Juan Escobar y José Florentín, quien fue llamado ya en los últimos combos, pero sin ser tenido en cuenta, ni siquiera en La Paz, donde tiene muy buenos antecedentes.

  • INESTABILIDAD PARA CONSOLIDAR UN EQUIPO

Desde que asumió en el 2019, una de las características de Eduardo Berizzo fue cambiar el once base de un juego para otro, siempre.

En los primeros juegos se entendía, para probar a ciertos futbolistas, pero con el correr del tiempo ya s ehzo costumbre. Nunca repitió once en competencias oficiales y a excepción de algunos jugadores fijos, siempre era una incógnita cómo formaría el mediocampo y la delantera de Paraguay.

En total utilizó 58 futbolistas y fueron muy pocos los que le convencieron aparentemente, porque siempre había una lluvia de variantes de un juego para el otro. Ni hablemos de este último combo, que probó fácilmente seis a siete cambios por partido.

  • EXCESIVA PREOCUPACIÓN POR EL RIVAL

Algo que no se puede negar de Eduardo Berizzo, es la planificación de los partidos de acuerdo a las figuras del rival. Era una virtud, pero terminó convirtiéndose en un gran defecto.

Paraguay siempre se preparaba de una forma para frenar las virtudes del rival y terminó opacando lo que quería proponer. Era destruir la creación del equipo contrario, sacrificando futbolistas en posiciones "raras".

Gastón Giménez fungiendo de enganche para tapar las salidas rivales (ante Venezuela, Argentina), sacrificar a Miguel Almirón y Ángel Romero prácticamente como carrileros, siempre pensando en defender.

De tanta "estrategia", la Albirroja se olvidó de atacar y a excepción de los partidos ante Bolivia (en casa y en Copa América) y Venezuela en el Defensores del Chaco, Paraguay nunca intentó hacer que el rival se preocupé de su propuesta.

Las selecciones rivales nunca se preocupaban por Paraguay, fue la Albirroja el que siempre pensaba exageradamente en lo que podría hacer el rival.

Y no está mal pensar en contrarrestar y planificar un juego táctico, pero no llegar al límite de olvidarse sobre cómo atacar o responder.

  • CAMBIO DE ESTILO Y CONFUSIÓN DE IDENTIDAD

En el 2019, Paraguay inició el proceso de Berizzo pregonando posesión y control total de pelota. Lo consiguió en varios partidos amistosos, de Eliminatorias e incluso en la Copa América.

Pero siempre le faltó saber qué hacer con la pelota. Demasiados toques en el fondo y zona media, pero sin profundizar verticalmente. El reclamo constante era el de tener una posesión estéril.

Con el pasar del tiempo, la Albirroja fue mutando, hasta perder plenamente una identidad inicial que había conseguido. Era porque el DT no encontraba soluciones ni la fórmula. La calidad y característica de los futbolistas no se adecuaron a lo que quería el profesional argentino.

El DT buscó cambiar eso, intentó ser más pragmático, reducir los toques, pero Paraguay además de cambiar de estilo, quedó totalmente confundido como equipo y terminó jugando prácticamente a lo que sea. Perdiendo posesión y sin ser práctico. ¿qué virtud nos quedaba? Solo defender.

  • PARTIDOS CLAVES CONDENATORIOS

Algunos partidos claves que terminaron condenando la era Eduardo Berizzo son claramente los de Eliminatorias, donde sí importan realmente los resultados.

En amistosos y Copa América se le criticó, pero era aceptable al menos, pues no ponía en peligro el sueño mundialista, que ahora está al borde de desaparecer.

Podemos citar fácilmente tres partidos que liquidaron este intento de proceso. El inaceptable empate 2-2 de local ante Bolivia, el empate por el mismo marcador en casa ante Perú y el partido nefasto protagonizado hace un par de días en Santiago, donde futbolísticamente pasó vergüenza realmente. Paraguay no tuvo un solo remate al arco y perdió ante una Roja que venía en terapia intensiva; la terminó reviviendo.

Si bien estaba en los planes quizás perder en La Paz, la humillación sufrida ante el equipo de César Farías, fue la detonante para acabar de inmediato con el proceso.

  • SE LE CAYERON "SOLDADOS" CLAVES

Además de todo lo mencionado, también sufrió la baja de jugadores claves, que venían teniendo mucha confianza en la selección paraguaya.

Darío Lezcano parecía ser el "9" que se adaptaba a su estilo, pero sufrió una fea lesión y a partir de ahí se tuvo que recurrir a otros futbolistas como Amarilla, nuevamente González, Gabriel Ávalos, "Tacuara" Cardozo y hasta Ángel Romero.

Cuando se había encontrado al gran lateral izquierdo ofensivo que necesitaba Paraguay, Blas Riveros tuvo la rotura de ligamentos cruzados y Berizzo se vio obligado a recurrir a Santiago Arzamendia y algún zaguero zurdo.

Cuando encontró mínimamente un lateral con buena proyección y también virtud defensiva, también se lesionó Héctor Martínez, de los mejores descubrimientos.

En otros futbolistas que podemos nombrar a Robert Piris da Motta, que estando bien físicamente rindió un par de juegos y Alberto Espínola, quien se había acomodado como lateral derecho indiscutible. Con ellos, el sacrificado fue Robert Rojas.

 

 

Comentarios

Fútbol Paraguayo

Brunotte espera que el balance sea "aprobado" y habla de la deuda por Derlis

Foto: Néstor Soto. | 15 Oct 13:49
Foto: Néstor Soto.
Fútbol Paraguayo

Brunotte espera que el balance sea "aprobado" y habla de la deuda por Derlis

15 Oct 13:49

El presidente de Olimpia, Miguel Brunotte, espera que el balance presentado en la Asamblea prevista para el 11 de noviembre a las 16:00 y en la que se pondrá en consideración la Memoria y Balance del ejercicio cerrado el 31 de diciembre del 2020, sea "aprobado". También habló de la deuda con el Dynamo de Kiev de Ucrania por Derlis González.

"Nuestro problema no es Derlis González, fue por un tema de pandemia que no se pagó en forma y tampoco se llegó a un acuerdo, teníamos que hacer pagos muy fuertes, se llegó a pagar 400 a 500 mil dólares. Queríamos hacerlo en cuotas, tenemos 45 días para juntar los recursos necesarios, la sanción es la imposibilidad de comprar jugadores. Se está trabajando para juntar los recursos necesarios para salir de esta como de otras cosas que ya hemos salido".

Inmediatamente después, dijo que pueden ser que no gusten los números de ese balance, porque el 2020 fue un año desastroso en el que llegaron a una deuda de 53 millones de dólares en la actualidad, agregando que en el 2019 tenían 38 millones y se fueron a 53 millones. Aseguró que no es un balance lindo y que lastimosamente se invirtió en tiempo de crisis.

"Tengo expectativa de que se aclare el balance, es muy importante la transparencia, nunca hemos escondido nada. Es un balance que refleja toda la realidad y en base a ello tenemos que trabajar. Que en la asamblea se apruebe para nosotros seguir trabajando como club y operando en lo financiero", manifestó Brunotte.

"El tema del grupo inversor para tener una suma importante es tener un balance aprobado, de tener la casa ordenada y de trabajar juntos. No tenemos un esquema de que pagamos plata para que ellos se pongan al día, no hay necesidad. Se está haciendo un trabajo de transparencia", concluyó.

Comentarios