Luqueño Centenario

En Luqueño nunca cobró nada, pero donó toda una gradería

30 Mar 15:45
Luqueño Centenario

En Luqueño nunca cobró nada, pero donó toda una gradería

30 Mar 15:45

Por Daniel Arévalos

Siguiendo con los grades hacedores de la historia del Sportivo Luqueño, en su Centenario, destacamos a Raúl Aveiro (84 años), extraordinario delantero goleador que quizás en su momento no tuvo la trascendencia que merecía como futbolista y persona de bien.

Se inició en las divisiones inferiores del equipo auriazul, tras varios intentos, ya que según comentó, no fue aceptado para practicar, hasta que finalmente por intermedio de un hermano suyo consiguió que lo admitieran en el club.

A parte de los goles, su legado más significativo, fue el haber donado el monto de la construcción de la primera gradería del estadio Feliciano Cáceres para la niñez luqueña, cuando fue transferido al Valencia de España.

Merced a su gran talento, muy joven sobresalió como goleador en Luqueño y en las selecciones nacionales. Su meteórica carrera de futbolista lo llevó al fútbol europeo (España), donde jugó por varios años en los clubes Valencia, Elche, Ontinyent CF y CD Constancia. Más adelante se desempeñó como entrenador y vivió en la madre Patria por más de 50 años.

“Jugaba al vóley, pero mi obsesión era ser futbolista, fui varias veces a Luqueño con intenciones de practicar con los chicos de mi categoría y el encargado de la utilería (Rubito Ferreira) me decía ‘tereho agui nde mitã’i’ (ándate de acá niño), ‘nosotros queremos futbolista no voleibolista’, comentó Raúl Aveiro al inició de la charla con VERSUS.

Y Agregó. “Siempre me iba a mirar los entrenamientos y los partidos de Luqueño, detrás de las alambradas. Hasta que una vez dije, voy a probar en otro club. Pensé que podría ser club Libertad, cuando me iba caminando por la vía férrea, me sigue mi hermano y me pregunta a dónde iba, le comenté y me dijo: 'vos tenés que jugar en Luqueño', fue habló y permitieron que me hagan una prueba y me quedé”, recuerda la exfigura auriauzl.

Sobre sus inicios como profesional, comentó que a edad muy temprana ya le llamaron ser parte del plantel princial: “A los 17 años ya jugaba en Primera, anoté muchos goles, eso me valió para ser convocado a la selección. Fui segundo goleador de la Albirroja con seis tantos detrás de Pelé, quien marcó ocho goles en el Sudamericano” (Ahora Copa América) de Argentina (1957). También integró el plantel albirrojo en el Mundial de Suecia (1958), aunque no jugó por lesión.

Aveiro recuerda que a pesar de que defendió a Luqueño en la máxima categoría, nunca recibió remuneración y siempre lo hizo por amor y pasión. “Cuando jugaba por Luqueño, nunca me dieron ni un duro (ni un guaraní), ni jugando en Primera División, pero no decía nada porque en ese entonces de mi trabajo de joyero ganaba para mi dinero y no tenía inconvenientes. En la selección sí me pagaban”, relató el tremendo goleador que tuvo Luqueño.

Además contó que cuando fue transferido al fútbol europeo, dio dinero para las primeras graderías de estadio auriazul y explicó por qué tuvo ese gesto.

“Cuando fui (transferido) al Valencia (de España), envié el dinero para que se construya la primera gradería del estadio de Luqueño, que era para los mitã’i, para que puedan ver de ahí los partidos. Es que yo sufrí tanto, porque tenía que trepar las alambradas o mirar entre la gente grande que me decía ‘mo’opio nde mitã’i ejukeyma’, entonces eso me tocó profundamente y decidí hacer eso”, comentó el ex jugador auriazul en un gesto altruista para beneficio del club y los espectadores.

Dejó el velorio de su madre para jugar

Un hecho bastante curioso en la vida de Raúl Aveiro, ocurrió cuando falleció su madre, en pleno velatorio, vienen a buscarlo para ir a jugar un partido decisivo frente a River Plate. Fue, jugó y marcó tres goles con los que ganó Luqueño.

“Recuerdo cuando falleció mi madre, lo estábamos velando en casa, vinieron a buscarme (sus compañeros), me dicen: 'tenés que jugar', me convencieron y tuve que ir. Al final ganamos por 3 a 0 al Kelito. Apenas terminó el partido volví a casa para seguir participando del velorio del mi madre", recordó como anécdota.

Sobre la actualidad de Luqueño

Como gran referente del club, en su rol de exjugador, Aveiro no estuvo ajeno a opinar sobre la situación del club, que hace rato no logra tener una estabilidad dirigencial. “Me da mucha pena que en tantos años el club esté en estas situaciones, una dirigencia dividida. Hay tanta gente importante en Luque y se dividen todas, no se ponen de acuerdo. Si había un poco de unidad éste club sería uno de los más prestigioso de nuestro país”, reflexionó.

Consultado si nunca pensó en ser entrenador o dirigente de Luqueño, respondió. “No, lo mío siempre fue jugar, luego cuando me retiré, estudié para ser entrenador. Trabajé con juveniles (en España), pero no fue por mucho tiempo porque tenía un negocio y me dedicaba más a eso”, señaló.

Una de las pocas imágenes de la época en la que se ve a Raúl Aveiro con la camiseta de Luqueño puesta. Foto: Gentileza.

Recomendación para los jóvenes

Por su gran jerarquía como futbolista y de mucha trayectoria, Aveiro lanzó una breve recomendación para los chicos que pretenden jugar al fútbol.

“Debe dedicarse exclusivamente al fútbol y tener un cuidado especial en la manera de comportarse. A parte del talento, uno debe renunciar a muchas cosas como las diversiones juveniles y algunos vicios como fumar y tomar alcohol por ejemplo. Cuando empecé a jugar, venían mis amigos en casa y me invitaban para ir a divertirnos, para ir al baile o a pasar la noche por ahí. No, les respondía: 'mañana hay entrenamiento'. Mi pensamiento estaba sólo en el fútbol, era todo lo que quería”, remarcó.

La vida en España y el encuentro con Pelé

Nuestro compatriota fue de aquellos, que aprovechó de manera óptima su salida del país, adoptó la nacionalidad española, sin perder la paraguaya, conoció y compartió con otros extraordinarios jugadores paraguayos de la época como Eulogio (Coquito) Martínez, Juan Ángel Romero, Cayetano Ré y Carlos Sanabria entre otros.

Raúl Aveiro, ya en filas del Valencia de España, se encontró con Pelé en un torneo de verano, denominado Trofeo Naranja, en el que participan, a más del anfitrión, otros equipos invitados. Aquella vez, participaron Valencia, el poderoso Santos de Pelé (Brasil) y el Inter de Milán.

“El primer partido jugamos contra Santos, recuerdo en ese juego se me acerca Pelé, ya nos conocíamos jugando por la selección, me dice ‘Aviero, Aviero’ no podía pronunciar bien mi apellido, me toca la espalda y me dice ‘que sorte tem, ya estás en Europa’. A él, sin embargo, no le dejaron salir del Brasil, recién cuando se estaba retirando del fútbol fue a jugar en el Cosmos de NY”, sentenció la emotiva y riquísima entrevista brindada a esta página.

Comentarios

Últimos videos

Paraguayos en el exterior

Excompañero de Roque Santa Cruz criticó a Miguel Almirón

Miguel Almirón, futbolista paraguayo del Newcastle United. Foto: Archivo @NUFC | 30 Mar 19:08
Miguel Almirón, futbolista paraguayo del Newcastle United. Foto: Archivo @NUFC
Paraguayos en el exterior

Excompañero de Roque Santa Cruz criticó a Miguel Almirón

30 Mar 19:08

El exportero inglés, Paul Robinson, excompañero de Roque Santa Cruz en el Blackburn Rovers, criticó a Miguel Almirón por su deseo de querer jugar en un equipo que pelee más arriba, en un club más ambicioso.

“Es un insulto total a sus compañeros de equipo. Es lo último que necesitas cuando estás en una batalla de descenso y tu equipo no juega bien. Cuando tienes la espalda contra la pared, no necesitas que uno de tus mejores jugadores diga cosas así”, enfatizó Robinson a Football Insider.

Si bien Almirón repitió a varios medios paraguayos su deseo de trabajar incansablemente para ayudar al Newcastle United a salir de su crisis deportiva, parece que el exgolero de 41 años solo se enfocó en el deseo de “Miggy”; seguir creciendo como profesional.

Robinson, quien tiene 41 partidos con la Selección Inglesa, afirmó que el futbolista paraguayo es el menos indicado para hacer ese tipo de comentarios por el momento denso que viven las "Urracas".

“Si se tratara de un jugador que siempre ha luchado duro cada semana y da el 110 por ciento con tacleadas y carreras, podrías sentir más simpatía por esos comentarios. Si hubiera venido de un capitán o de un líder del club, podría tomarlo más fácilmente. Pero viniendo de Almirón, no creo que vaya a caer demasiado bien. La gente que vive en casas de cristal no debería tirar piedras”, disparó.

Miguel Almirón registra 13 goles en 82 partidos desde su llegada al Newcastle United, equipo que está en la posición 18, a solo dos puntos de la zona roja. El crack albirrojo lleva marcados 4 goles en 25 apariciones en la temporada actual de la Premier League.

Comentarios

Paraguayos en el exterior

Gabriel Ávalos cuenta el club paraguayo que lo buscó y su objetivo pendiente

Gabriel Ávalos. Foto: Argentinos Juniors. | 30 Mar 17:10
Gabriel Ávalos. Foto: Argentinos Juniors.
Paraguayos en el exterior

Gabriel Ávalos cuenta el club paraguayo que lo buscó y su objetivo pendiente

30 Mar 17:10

Gabriel Ávalos, delantero paraguayo de Argentinos Juniors, habló de todo un poco en Versus Radio. En primer término, se refirió a su gran momento futbolístico.

El jugador de 30 años de edad afirmó estar contento por el momento que está viviendo, además lamentó la "niñería" que le costó también la roja después de un minuto del gol. Reiteró su felicidad después de pasar por cosas como lesiones y el coronavirus, destacando que se va poniendo a punto cada día más para poder aportar al equipo.

Añadió que viene teniendo un buen nivel futbolístico y que de un tiempo para acá va haciendo buenos partidos y haciendo goles, estando en un equipo histórico. En lo personal le sirve mucho, puntualizó.

Gabriel contó el club paraguayo que lo estuvo sondeando y también comentó su conformidad por estar en el balompié del vecino país.

"Hubo acercamientos de algunos equipos, como el año pasado y este año, por cuestiones económicas y futbolísticas no sentía la necesidad de volver, en los futbolístico me voy poniendo bien acá en Argentina. En ese momento no se dio lo de Nacional, tenía contrato con Godoy Cruz", precisó el atacante.

Al mismo tiempo, aseguró que el fútbol argentino es el que mejor le queda y que en Uruguay le costó mucho la adaptación, por más que estuvo en un club grande (Peñarol). "El fútbol es fuerte, dinámico, eso me gusta mucho de Argentina", subrayó.

Objetivo pendiente

Nacido en Hohenau, el ofensivo expresó que creció en el campo y fue bastante difícil tener oportunidades en el fútbol, pero que hoy día puede decir que cumple sus sueños. Mencionó que había hecho algunos años en Tembetary, para luego ir a Gimnasia y Esgrima La Plata por 7 a 8 meses sin contrato.

"Luego con Carlos Jara Saguier me llama para Independiente. Cuando voy al campo recuerdo todos los sueños que tenía y todo lo que viví para cumplirlos. Hasta hoy es lo mejor que me ha pasado es aquel triplete a River en el Monumental", recordó.

Su gran objetivo que tiene pendiente, es poder vestir los colores de la Albirroja. "Es uno de los sueños de chico que tengo el poder representar a la selección. Creo que el esfuerzo y el compromiso siempre está, es el sueño máximo de un futbolista. Hasta ahora no hubo ningún acercamiento, siempre voy pensando más en los objetivos cortos, después seguramente las cosas van a venir si tienen que venir", sentenció.

Comentarios