Opinión

A mi juego me llamaron

Foto: Néstor Soto. | 13 Mar 17:07
Foto: Néstor Soto.
Opinión

A mi juego me llamaron

13 Mar 17:07

“Soy chistoso, me gusta hacer bromas”, fueron algunas palabras que mencionó el otro día el brasileño Mateus Gonçalves Martins, quien en 45 minutos convenció que está para ser una de las grandes figuras, y no solo de Cerro, sino del fútbol paraguayo. Electrizante, picardía y sobrada velocidad, son algunos destellos de lo que Mateus mostró el otro día en la goleada de Cerro (3-0) ante River Plate.

A mi juego me llamaron… ¿por qué? Porque Mateus quiere eso, porque busca aprovechar los espacios para meter esos piques impresionantes en terrenos como lo que tuvo el otro día en el majestuoso escenario azulgrana. “Soy rápido, esa es mi característica. Me siento más cómodo jugando por izquierda”, aclaró entre otras cosas, el hombre risueño, alegre y amable con todos.

Mateus crack, Mateus velocista, Mateus para Sudamérica y el mundo, son solo algunos títulos calificativos que llovieron para el brasileño, que quizás llegó medio desconocido desde el Ceará de Brasil, pero que ya se ha ganado el cariño de la afición cerrista, y que ya lo quiere ver titular en el esquema de Francisco Arce.

En los 7 partidos que Cerro jugó hasta aquí en lo que va del campeonato Apertura, Gonçalves ingresó de recambio en todos ellos, pero en el que más participación tuvo, fue justamente ante el “Kelito”, donde al inicio de la complementaria entró junto a Robert Morales para cambiar la historia del partido.

Y no es joda, eh. Unos 36 kilómetros por hora fue la corrida que le metió el rapai desde el área de Cerro hasta el área rival, para meter una asistencia precisa para que allí aparezca el hombre gol del Ciclón, hablamos de Mauro Boselli: “Es un definidor nato, solo hay que ponerle el balón y él va a finalizar la jugada.

A Mauro lo conozco de México y hablar de él es hablar de jerarquía”, fue lo que Mateus añadió con relación a su compañero de equipo, dejando bien en claro que esa “rivalidad” entre brasileños y argentinos, no figura en los planes entre las nuevas figuras de este Ciclón que tiene Copa Libertadores esta temporada y en el que Mateus hará su estreno oficial.

“Será mi primera Copa. Vamos a estar bien preparados para lo que venga”, siguió diciendo el atacante que empieza a ilusionar a un pueblo azulgrana, que quiere darse la alegría de festejar una competencia internacional.
¿Metió presión? ¡Sí! Mateus no quiere ser solo aquel jugador que entra cuando todos los demás estén cansados, él quiere ser protagonista, quiere tener ese rol de asistidor, de encarador, de ser útil y sobresalir en un país con cultura diferente a la suya, en un país que le abrió las puertas para jugar en uno de los equipos más grandes de nuestro fútbol.

Cerro ganó un velocista, un jugador que escasea bastante en el fútbol paraguayo. Si nos trasladamos a épocas de los 90, uno similar a lo que fue Ceferino Villagra, o un “Cha-Cha” Chávez, por citar a algunos nombres.
Hay mucho por jugar, hay mucho por competir y Mateus avisó que tiene muchas alegrías que darle a la gran hinchada cerrista.

Comentarios

Últimos videos