Especiales

“Lito” Duarte, leyenda de Guaireña FC y el optimismo hecho fútbol

Lito Duarte junto a su esposa Ani Gabriela Figueredo y sus hijos, Carlos Santino y Gianna Fabriela. | 15 Dic 15:00
Lito Duarte junto a su esposa Ani Gabriela Figueredo y sus hijos, Carlos Santino y Gianna Fabriela.
Especiales

“Lito” Duarte, leyenda de Guaireña FC y el optimismo hecho fútbol

15 Dic 15:00

Por Christian Pérez/ @chrisperezz7

Fotos: Nadia Monges/Imágenes: Michel Tiller/Edición de videos: José Gómez.

Este reportaje se hizo durante la pausa entre el torneo Apertura y Clausura. Exactamente se realizó un día después de que Guaireña haya disputado su último juego del primer torneo, por lo que se respetó el protocolo sanitario de APF. 

El señor optimismo. Así lo podemos definir a la leyenda de Guaireña, Carlos “Lito” Duarte, el hombre que ha conquistado lo “imposible”: debutar y anotar un gol en Primera a los 37 años. El calificativo le queda como anillo al dedo. Tras escucharlo apenas unos minutos, uno queda convencido que el poder de la mente y el positivismo puede llevarte a conquistar lo “imposible”.

“Che amalicia record’i lento voi”, dice con humor y tira una de sus primeras frases tan peculiares en jopará.

Lleva 15 años de lazo con Guaireña (desde que era selección), disputando más de 250 partidos y anotando aproximadamente unos 130 goles. Ese amor tuvo sus idas y vueltas, pero tras defender otros escudos, no le quedan dudas de que su lugar en el mundo siempre fue y será con el equipo de Villarrica. La relación perfecta sí existe: “Lito” Duarte y Guaireña.

Nacido en Mauricio José Troche, dio sus primeros pasos en el club Capitán Troche, con el que debutó a los 14 años y ya fue campeón a los 15. Recuerda que durante su infancia pocas veces tuvo un botín real en la escuela de fútbol, pero nunca le importó, la pasión que llevaba adentro era más y hasta expresaba mejor su talento con algún “championcito”, como él mismo dice. Con orgullo cuenta: “Recién a los 14 tuve mi primer botín. Avy’aiterei (me puse demasiado feliz)", recuerda.

Por su conexión especial con los goles, fue llamado a defender a la selección de Ybyturuzú en el Interligas y fue ahí cuando Guaireña le puso el ojo (2005). Fue amor a primera vista.

La relación con Guaireña comenzó hace 15 años.

Con la selección (antes) y el club albiceleste (ahora), el gran “Lito” disputó incontadas ediciones del infernal Interligas desde el 2005, también lo defendió en el Nacional B, fue protagonista estelar en el ascenso a Intermedia en el torneo interdepartamental y como no podía ser de otra manera, también puso su sello para que hoy Guaireña sea equipo de Primera y brille magnífico representante paraguayo en Copa Sudamericana.

El atacante también se paseó por toda la liga guaireña, en clubes como Olimpia, Pettirossi, Cerro Corá. En un momento de pausa en su relación con el Cuarto Departamento, fue también refuerzo en la selección Ovetense, con el que se lamenta haber perdido dos finales.

Optimista como nadie

Al hablar con él, uno palpa una vibra diferente en el ambiente. Se expresa convencido en sus principios, fiel a sus reglas y un buen humor contagiante. Y ahí uno comprende cuando la mayoría de sus compañeros habla maravillas de él y de los importante que es para el equipo, juegue o no los partidos.

Él ni siquiera confía tanto en su talento innato de definidor, sino le da más importancia al poder mental y a su autoconfianza.

Desde siempre fui positivo, es mi característica. No tenés que entregarte ni tenerle miedo a nadie, el fútbol 11 contra 11. Mi característica principal siempre fue: positivismo 99 % y 1 % talento”, asegura Duarte, quien siempre lleva consigo una frase que le dejó Peíto Rodríguez, quien lo dirigió en algún momento de su carrera. “Nunca voy a sacar de mi mente el consejo de ‘Peíto’ Rodríguez: 'podés fallar una vez, seguí; podés fallar dos veces, seguí, pero en el tercer intento ya te va a salir', eso es seguro”.

En varias partes de la amena charla con VERSUS, el goleador toca mucho el aspecto personal y asegura que si uno actúa bien, es imposible que las cosas le salgan mal. “Si sos buena gente, te sale todo. Comprobado, yo te digo”, afirma.

Ese mismo pensamiento “Lito” inculca día a día a cada jugador de Guaireña. Sus 38 años de vida y 23 años en el fútbol, lo avalan como un líder indiscutible. Pero además de ese optimismo, el atacante considerado leyenda en Guairá, le da vida a todo el plantel con su peculiar simpatía. En una conferencia de prensa, el mismo Troadio Duarte, DT de Guaireña, resaltó su importancia y positivismo contagiante.

“Qué locura ese tipo. Tenés que estar con él para conocerlo, es increíble su gran espíritu. Es buena gente, tiene un corazón transparente”, resaltó Troadio en la “no conferencia” tras el empate entre el Albiceleste y el Ciclón.

Golpe durísimo; casi nocaut

Si bien el optimismo es su principal arma en la vida y en el deporte que ha brillado desde los 14 años, en el 2018 el fútbol le dio un golpe durísimo, que casi noqueó sus esperanzas. Es más, estuvo muy cerca de dejarse vencer por la frustración de la derrota y a eso había que sumarle que la edad y el físico también le miraban de reojo.

Hace dos años estuvo a un gol de subir a Primera con Guaireña, pero el famoso e inolvidable partido ante RI3 Corrales terminó empatado y los sueños se disolvieron terminando en la nada. Era el momento. Con 36 años, ¿cómo sería posible volver a tener una chance para cumplir el anhelo de toda una vida?

“En el 2018 ante RI3 Corrales sufrí demasiado. No pudimos meter un gol nomás. Recuerdo bien haberme dicho: ‘hasta aquí llegué. Una semana por ahí lloramos y nos sentimos mal. Ya estaba viejo y creía que era mi último tren. Una semana ni quería comer más o menos”, recuerda hasta no creyendo la realidad opuesta que hoy está viviendo.

Lito es de coleccionar recortes y fotos de su carrera.

Luego de tragarse varios días de impotencia y frustración indescriptible, volvió el “Lito” Duarte original, el que siempre ve una oportunidad en momento de crisis.

El fútbol te va revancha. Troadio me llamó otra vez, me dijo que quería contar conmigo y yo dije que iba a intentar. Lo hicimos, subimos y ahora ojalá se dé lo de la Copa Sudamericana. Si es por mí, ahora mismo estoy para jugar contra Boca, River, o el que sea. Pero eso seguramente dependerá de los directivos, a mí solo me queda trabajar y demostrar que sí puedo ayudar”, reflexiona con un poco de exaltación y una proyección mental de alguna escena en el que es protagonista en el campo internacional.

Como el último día

La competencia en un plantel de Primera es muy dura y trabajar con 38 años a la par de juveniles de 20 a 25, es todo un desafío. Duarte deja su vida en cada entrenamiento, pero lo disfruta al máximo, como si fuera el último día de su carrera, ya que como él mismo afirma, no sabe si el de hoy o mañana será el final de una brillante carrera más amateur y pasional que profesional.

“Uno debe ir a entrenar con amor, con ganas, con pasión. Yo, con 38 años, casi no estoy de malas. No sé cuándo será mi último entrenamiento y lo disfruto al máximo, cada práctica, cada minuto que me toca jugar. Si me voy con cara larga a hacer mi trabajo, ¿para qué voy a ir?”, dice, dando ejemplo de jóvenes que hoy día ya no quieren hacer trabajos físicos y ante la primera orden, ya cambian de semblante y realizan las cosas con malas ganas.

Carlos Lito Duarte, el optimista del fútbol.

¿Hasta cuándo y qué se viene después?

La consulta obligada es, ¿cuánto más queda de “Lito” Duarte para que lo disfrute Guaireña? Él es consciente que el físico muchas veces le hace un ceño fruncido y lo invita a alejarse del campo de juego, pero si ya llegó hasta aquí, por qué no completar el combo y jugar la Copa Sudamericana, el último escalón en la escalera de sus sueños.

Mucho ya me preguntaron. Hasta que siente que tengo ganas. Ahora me sobra. Y claro, hasta que el cuerpo responda. La Primera es jetu’u (duro, complicado) y no te da para relajarte un día. Pero te repito, tengo esas ganas a los 38 años, muchos me dicen que soy muy caradura, pero sigo y voy para adelante”.

¿Qué hará luego del fútbol? Lo tiene bien decidido. Es cierto que tiene una ferretería y un comercial (autoservice) en su pueblo natal, Mauricio José Troche, quiere seguir ligado al deporte que tan feliz lo hizo. Eso sí, ni le pasa por la mente ser entrenador.

Aunque muchos no lo sepan, “Lito” también es profesor de Educación Física, Salud y de Ética. El primero quiere reforzar y ejercerlo el día después de colgar los botines.

No quiero ser DT, me gustaría ser preparador físico o qué, porque la nueva generación es muy complicada. Hoy en día los jóvenes son intratables. Ellos creen que saben todo. Te dicen ‘vi tal cosa en la Premier League’. ¡Pero hermano querido! Estás en el Parque del Guairá. A veces Troadio nos manda a la mierda y nos dice: ‘ahí tirá la pelota, a nadie le importa lo que hacen en Inglaterra’ y tiene razón. Por eso no creo que sea entrenador”, explica el delantero de 38 años descartando totalmente su rol como DT en el futuro.

La foto para siempre y el plantel que hizo historia para subir en Primera, en el museo personal de Lito.

Al igual que la mayoría de los jugadores del interior, Carlos Duarte también probó algunos oficios extras para sobrevivir en épocas pasadas. La albañilería fue alguna vez su especialidad, plantar caña de azúcar en su pueblo natal es casi obligatorio y él también lo aprendió.

Admiración a “Sasá”, Roque e Iván Fanco

“Lito” compartió equipo y hasta llegó a hacer dupla en el Apertura con el máximo goleador de la historia del fútbol paraguayo: Santiago Salcedo.

El respeto y admiración por “Sasá” lo resalta en cada momento, principalmente por su don de persona. Eso sí, no pierde el momento para contar algunas anécdotas y hasta cómo le bromeaba al hoy delantero de San Lorenzo.

En Guaireña guaraniete rojopy chupe (le metemos guaraní). Con algunos hablamos en castellano. A Sasá le decimos ‘oluo’ nomás porque oforza chupe (le fuerza). Pero te digo algo, es un tipazo, demasiado formidable. Aprendí mucho de él”, subraya.

También mostró su especial admiración a Roque Santa Cruz, tanto como persona y jugador. Le fascina la simpleza que tiene para definir y no paró de resaltar la humildad de un mundialista, jugador histórico de la Albirroja y campeón de la Champions League, que lo ha tratado como un amigo de toda la vida.

No olvida el momento en el que el capitán de Olimpia le regaló la camiseta sin problemas e intercambiaron palabras.

Si bien no pasa por un buen momento ahora, “Lito” quedó maravillado con Iván Franco cuando jugó contra Libertad en el Apertura. ¿Quién fue el jugador que más te sorprendió en Primera?

“Iván Franco, el chico de Libertad, es un fenómeno con la pelota en los pies. Hace demasiada diferencia, oremboresa bolitopaite (nos hizo ver todo estrellitas). Pero le ganamos jugando a lo simple”, replica inmediatamente con una sonrisa pícara.

Con 38 años, Carlos Lito Duarte es otro ejemplo para admirar e imitar. Cumplió el sueño de toda una vida de lucha. Ya jugó 28 partidos en la élite del fútbol paraguayo, convirtió 4 goles, uno de ellos, una chilena fantástica ante Cerro Porteño.

¡Qué golazo! Lito Duarte sale a festejar el empate, de chilena ante Cerro, el club grande por el cual simpatiza.

Ni siquiera la pandemia pudo arruinar su momento mágico en Primera División.

El fútbol le sigue dando una cuerda para agarrarse y estamos seguros que no es momento para soltarlo. A completar la última misión de este apasionante desafío: jugar la Copa Sudamericana.

“Yo soy consciente que le di mucho a Guaireña, pero me queda más claro que yo le debo todo a Guaireña”, firma y sentencia como última frase de este apasionante reportaje.

Comentarios

Ultimos videos

Fútbol Internacional

El duelo de los goleadores: Willian y Óscar "Tacuara" Cardozo

Foto; Conmebol. | 15 Dic 17:46
Foto; Conmebol.
Fútbol Internacional

El duelo de los goleadores: Willian y Óscar "Tacuara" Cardozo

15 Dic 17:46

Desde las 21:30, Libertad visita al Palmeiras en el Allianz Parque, buscando dar el salto a las semifinales de la Copa Libertadores, después de 14 años. Su última participación entre los cuatro mejores, fue en el 2006, cuando enfrentó a Internacional de Porto Alegre tras haber dejado fuera en cuartos de final a River Plate.

Este choque volverá a enfrentar a dos de los goleadores que tiene la edición actual de la competencia: Willian por el lado de Palmeiras y Óscar "Tacuara" Cardozo, por el lado de Libertad.

Así lo recordó la cuenta oficial de la Libertadores, colocando frente a frente a ambos jugadores. El brasileño tiene 4 goles marcados en 8 partidos jugados, habiendo ensayado 10 remates al arco. Mientras que Óscar Cardozo, tiene la misma cantidad de goles y de partidos, pero remató 18 veces al arco.

Si bien es cierto que por su producción goleadora ambos jugadores son importantes en su equipo, todo indica que ninguno de los dos arrancará de titular este martes y tendrán que aguardar la oportunidad de saltar a cancha.

Comentarios

Paraguayos en el exterior

Once Caldas rescinde contrato al "Búfalo" Ovelar

Roberto "Búfalo" Ovelar (número 11). Foto: @oncecaldas | 15 Dic 16:50
Roberto "Búfalo" Ovelar (número 11). Foto: @oncecaldas
Paraguayos en el exterior

Once Caldas rescinde contrato al "Búfalo" Ovelar

15 Dic 16:50

El Once Caldas rescindió el contrato con tres jugadores, entre ellos se encuentra un futbolista paraguayo. El club colombiano comunicó esta decisión a través de un documento difundido en sus redes sociales.

"Once Caldas se permite informar que: el club y los siguientes jugadores llegaron a un acuerdo para terminar sus contratos de forma anticipada: Roberto Ovelar, Jown Cardona y Jhony Galli".

El "Búfalo" tenía contrato hasta fin de año, pero ambas partes llegaron a un común acuerdo. Varios medios peruanos indican que el experimentado delantero ya tiene una oferta del Deportivo Municipal, o bien que podría ir a Alianza Lima, recientemente descendido.

El otro compatriota que sí tiene asegurada su continuidad, es el arquero albirrojo Gerardo Ortiz.

En este temporada, Roberto la mandó a guardar en seis ocasiones en 21 partidos disputados entre Copa Colombia y la Liga de Primera División.

Comentarios