Opinión

La tecnología e interpretación complican más el arbitraje

Foto: APF. | 19 Ago 18:04
Foto: APF.
Opinión

La tecnología e interpretación complican más el arbitraje

19 Ago 18:04

Por Gustavo del Puerto

El VAR vino para quedarse y llegó para poner justicia en el fútbol paraguayo. Y hasta aquí sí hacemos un recuento, las buenas decisiones fueron más, pero las malas también toman mayor protagonismo, sembrando dudas, polémicas y hasta desconfianza.

En algunas determinaciones polémicas e injustas se evidenciaron el mal uso de la tecnología. Sin dar tantas vueltas, la parte humana que maneja la tecnología desnudó la falta de una mejor preparación para tomar una decisión más rápida y efectiva. Se pierde una enormidad de tiempo para revisar una jugada y le saca ritmo al partido. Una demora de 4 a 5 minutos es un siglo en el fútbol moderno y más dañino si la revisión no sirvió para una corrección.

Los errores suman con el correr de las fechas del torneo Apertura, especialmente luego de la vuelta del fútbol tras el largo parate. El arbitraje paraguayo perdió crédito y los reclamos de los dirigentes no se hicieron esperar, incluso algunos piden la cabeza de Horacio Elizondo, el director de árbitros de la APF.

No todo pasa por el VAR, porque también tenemos que dentro de las reglas de juego, cada árbitro tiene su interpretación y como si todo fuera poco, al comienzo, el propio director defendió a sus pupilos, pisoteando las reglas. Como muestra un botón, el mismo Díaz de Vivar fue defendido por no repetir un penal con invasión de área y fechas después el mismo árbitro, en una acción calcada al penal para Olimpia, hizo repetir a Guaireña. Ambos hechos no tienen mucha distancia en el tiempo para un olvido, dado que se registraron tras el retorno del popular deporte en Paraguay.

Lo preocupante es que para un árbitro, una mano es penal y para otros con los mismos elementos no es. Por lo menos hay que llevar la línea arbitral hacia un acercamiento de unificar criterios. La vara alta para una tarjeta roja, tampoco es un detalle menor. Esa postura no tuvo continuidad, porque rápidamente se retrocedió a la vara más baja y hoy se amonesta por cualquier cosa.

Hay árbitros buenos en cancha, otros malos, lo mismo ocurre en el VAR, pero algunos que pintan bien como Carlos Paúl Benítez van sumando errores y su consolidación está en riesgo.

El arbitraje paraguayo está en terapia intensiva y creo que no pasa solamente por la cabeza. Un buen técnico poco milagro puede hacer sí los jugadores no son buenos y lo mismo pasa en el mundo arbitral, porque algunos son repetitivos en errores infantiles. A los buenos proyectos hay que encaminar con trabajo en campo. Hoy Eber Aquino es el mejor árbitro, otros están cerca, buen momento de Juan Gabriel Benítez, en cancha y en VAR, la dificultad de muchos, con aciertos pitando y con errores en la cabina, donde hasta aquí el más avezado es Ulises Mereles.

Abogamos por un mejor arbitraje, por la salud del campeonato para tener a un justo campeón.

El Apertura está emocionante, arriba y abajo, con un Cerro Porteño, imparable, con 6 victorias consecutivas pos parate, hoy único puntero, relegando a Olimpia al segundo lugar, con Libertad y Guaraní que no bajan de la pelea por el título.
El fútbol volvió con todo, pero el arbitraje no está a la altura y no hay mucho tiempo ni paciencia para la corrección.

Comentarios

Noticias relacionadas