Opinión

“Una desprotección cómplice”

Foto: Archivo Prensa Club General Díaz. | 29 Abr 15:46
Foto: Archivo Prensa Club General Díaz.
Opinión

“Una desprotección cómplice”

29 Abr 15:46

Por: Rolando Vargas (rolando.vargas@gruponacion.com.py).

Son los principales protagonistas, las estrellas del espectáculo y del negocio fútbol. Son quienes motivan los multimillonarios contratos por los derechos de televisación de los partidos, de los convenios de publicidad. Sin sus magias no hay producto y sin producto no ha vida, no hay plata.

La pandemia de la Covid-19 desnuda más la desprotección de los futbolistas, dijo un capitán del club de Primera de Paraguay. Los clubes entran en crisis económica e incumplen con los jugadores en los pagos de salarios en algunos casos, en otros reducen los sueldos o recortan directamente algunos privilegios.

Las autoridades preparan un protocolo de vuelta a la cancha pero ellos no son consultados, tienen meses impagos de salarios y son ignorados, no tienen una asistencia y contención necesarias para estar seguros en un momento duro y difícil para todos.

“Nosotros somos las estrellas, pero se planea el retorno del fútbol sin considerarnos, somos realmente ignorados los dueños del espectáculo. Se prepara el protocolo de la vuelta a la cancha, pero nadie nos consulta. Todo esto demuestra cómo estamos desprotegidos los futbolistas”, expresó uno de los capitanes de Cerro Porteño, Marcelo Palau.

El volante no entiende cómo los médicos de la APF no lo tuvieron en cuenta para elaborar el protocolo, que es bastante complicado para ellos y sus familiares.

El plan incluye encierros largos (3 meses), controles frecuentes de la Covid-19, trabajo en grupo reducido, con las protecciones recomendadas por el Ministerio de Salud, pero siempre exponiéndose al virus y sus consecuencias en los entornos familiares, padres, abuelos…, pero sus criterios no son escuchados.

La APF prepara su protocolo de vuelta a las canchas a puertas cerradas, la Conmebol y la FIFA igualmente trabajan un plan de retorno pero sin la opinión de los jugadores. Parece un falsa afirmación, pero los hechos demuestran su certeza. ¿Está bien que no sean escuchados? La respuesta es no.

Entonces cómo se entiende que no tengan representación y vos en los proyectos para que el fútbol vuelva pronto con la mayor garantía de seguridad en la salud física, mental y económica.

Es una cuestión que los dirigentes y profesionales de la salud deben replantear y considerar a los futbolistas para que el protocolo se ajuste en un alto porcentaje a la eficiencia requerida para enfrentar a la pandemia.

Si las autoridades y médicos tienen gran responsabilidad, también lo tienen los jugadores, quienes deben exigir su espacio, porque son ellos los que más estarán expuestos a un silencioso y mortal virus, por tanto no puede excusarse y esperar como simple observadores.

Deben protegerse, porque si ellos no lo hacen, está a la vista, los demás no harán por ellos.

Comentarios

Noticias relacionadas