Fútbol Paraguayo

Dejaron su “casa” y fueron campeones con el eterno rival

El momento justo y preciso. La imagen de fondo y el festejo de Rodrigo Rojas. Foto: @moonse_aguilera | 12 Abr 14:20
El momento justo y preciso. La imagen de fondo y el festejo de Rodrigo Rojas. Foto: @moonse_aguilera
Fútbol Paraguayo

Dejaron su “casa” y fueron campeones con el eterno rival

12 Abr 14:20

Se dice y con razón que no hay peor astilla que la del mismo palo. Muchos fueron los jugadores que pasaron de Olimpia a Cerro Porteño y viceversa y que inclusive fueron tratados de traidores. Sin embargo son pocos los que debutaron en uno de los dos clubes tradicionales del fútbol paraguayo y luego, al cruzar al archirrival, dieron la vuelta olímpica.

A lo largo de la historia del fútbol paraguayo, muchos futbolistas debieron buscar al eterno rival o fueron buscados por el club del a vereda del frente para continuar su carrera o sobresalir como campeón.

Los últimos ejemplos más recordados son Diego Barreto y Rodrigo Rojas. En el caso del mediocampista, fue buscado nuevamente por Olimpia y luego de brillar en Cerro, volvió a casa.

Hay que recordar que esta lista trata de los jugadores que “nacieron” en uno de los grandes y luego pasaron a la otra vereda para ser campeón, es por ello que se exceptúa casos como el de Pablo Zeballos.

Te presentamos una pequeña lista de campeones:

Ricardo Quiñónez: Fue el primer caso. Proveniente de las inferiores de Cerro Porteño. Había sido transferido al Huracán argentino y regresó al Paraguay en 1956 para incorporarse a Olimpia. Ganó el cetro ese mismo año.

Pablito Rojas: Debutó en el Ciclón a principio de la década de los 60 y fue una figura singular. En 1968 fue transferido al equipo franjeado, alcanzando el título de campeón en esa misma temporada.

Gustavo Torres: De la cantera olimpista. Fue capitán, campeón y símbolo de Olimpia en los años 60. En 1972 integró el cuadro campeón del Ciclón.

Pedro Alcides Bareiro: Su estreno en el Ciclón se produjo en 1969. Fue transferido en 1975 al River Plate argentino. Volvió en el 76 para fichar por el cuadro de Para Uno y se alzó con el título en la temporada de 1978.

Carlos Alberto Kiese: Vino a la ciudad de Asunción procedente del Guairá, e integró las divisiones inferiores de Olimpia. Luego de ganar todo con el Decano en 1979, fue transferido al Inter de Porto Alegre y luego al Independiente de Avellaneda. Regresó a nuestro país en el 84, para integrarse a Libertad. Fichó por Cerro Porteño en el 86 y fue integrante de aquel histórico conjunto que en 1987 consiguió el título luego de 10 largas temporadas.

Daniel Martínez: El arquero luego de jugar el torneo Juventud de América, en 1967, llevado a cabo en Asunción, fue promocionado al plantel principal de Olimpia. Fue titular de aquel equipo del Ciclón, campeón de 1987.

Rafael Bobadilla: Todo un símbolo del Olimpia. Se estrenó en el Decano a los 15 años, en 1979. Pasó a Cerro Porteño en 1990 y esa misma temporada fue monarca.

Miguel Ángel Sanabria: Se inició en filas azulgranas en 1985. Luego ganaría con el tradicional rival los campeonatos de 1995 y 1997.

Ángel Gustavo Sotelo: Muy identificado con el equipo de barrio Obrero, en el que debutó en 1985. En filas de Olimpia fue campeón en 1999.

Jorge Luis Campos: Debutó en Olimpia en 1992, alcanzando con el franjeado tres títulos. Fue campeón con el archirrival en el campeonato del 2001.

Mauricio Pérez: Se inició en las inferiores de Cerro Porteño. Obtuvo con el equipo olimpista tres campeonatos entre 1988 y 2000.

Nelson Zelaya: De las formativas de Olimpia. Tras un conflicto con el Decano pasó al rival de todos los tiempos en el 2001, dando la vuelta olímpica en esa misma temporada.

Mauro Antonio Caballero: Goleador y varias veces campeón con los franjeados. En el 2001 cruzó a la vereda de enfrente y capturó el cetro de campeón.

Julio César Enciso: Empezó en el equipo azulgrana en 1992 y 10 años después alzaba la Copa Libertadores del 2002, siendo capitán de Olimpia. Además logró el título de la Recopa Sudamericana del 2003.

Danilo Aceval: Golero de cuna cerrista. Dio la vuelta olímpica en el Decano, en la Copa Libertadores del 2002 y en la Recopa Sudamericana del 2003.

Blas Cáceres: Empezó su carrera en las formativas de Olimpia. Capturó con el Ciclón el torneo Apertura del 2015.

Rodrigo Rojas: Se estrenó en Olimpia en el 2006 y luego de varios años en el exterior regresó en el 2015 para ser campeón del torneo Apertura en filas de Cerro Porteño.

Rodrigo Burgos: De la cantera cerrista. Supo ser bicampeón en el Olimpia, en el 2018.

Raúl Cáceres: De estirpe olimpista, pues su padre, Virginio, fue integrante de aquel equipo franjeado que en 1990 ganó todos los torneos que compitió. En el Ciclón, Raúl se adjudicó el torneo Clausura del 2017.

Diego Barreto: Arquero muy identificado con el Ciclón, proveniente de las formativas. En un caso atípico; tras ganar el Apertura 2015 en filas del Ciclón, su contrato no fue renovado y para el Clausura de ese mismo año pasó a la vereda de enfrente conquistando con el Decano el cetro de campeón.

Willian Candia: De la cantera del Ciclón. En el 2019 fue fichado por Olimpia, siendo partícipe de las dos conquistas del los franjeados en ese año.

Roberto Ovelar: El “Búfalo” debutó en Cerro en el 2006. En el 2008 se marchó al exterior. Regresó al Ciclón en el 2009 y después de nuevo salió afuera. En el 2019 recaló en Olimpia y aunque tuvo poca participación participó del plantel campeón en los dos torneos del año.

Iván Tito Torres: Apareció en Cerro Porteño integrando el conjunto campeón del Apertura 2009. En la escuadra de Para Uno tuvo dos ciclos desde el 2015, alzando la Copa de campeón en cinco torneos.

Fuente: Luis Irala.

Comentarios

Fútbol Paraguayo

Los equipos más goleadores y que más ocasiones crean

Foto: Gentileza. | 12 Abr 16:59
Foto: Gentileza.
Fútbol Paraguayo

Los equipos más goleadores y que más ocasiones crean

12 Abr 16:59

El torneo Apertura apenas se pudo jugar hasta la octava fecha y aún así dejó números muy interesantes. Con Libertad como líder de la tabla, el campeonato espera reanudarse cuando culmine los efectos de la pandemia del coronavirus.

Además de ser puntero, el Gumarelo es el equipo más goleador del primer torneo que quedó a medias. Con 19 anotaciones, seguido por Olimpia con 15 conquistas y Guaraní con 13 anotaciones, aunque el Aurinegro tiene un juego menos con respecto al resto.

En cuanto a ocasiones creadas, Libertad también lidera, con casi 13,87 ocasiones reales de goles generadas, el resto fueron por la vía de los penales y otro tipo de jugadas. Le sigue Cerro Porteño con 13,63 y Nacional con 13 oportunidades claras para anotar con jugada elaborada.

Todos los datos son expuestos por la plataforma Wyscout, especializada en análisis específicos de torneos, clubes partidos y jugadores.

Comentarios

Fútbol Internacional

El día que un árbitro autorizó a Berizzo para patear a un rival

Eduardo Berizzo, DT de la Albirroja. Foto: Archivo APF. | 12 Abr 13:01
Eduardo Berizzo, DT de la Albirroja. Foto: Archivo APF.
Fútbol Internacional

El día que un árbitro autorizó a Berizzo para patear a un rival

12 Abr 13:01

La paralización del fútbol en todo el mundo por la pandemia del coronavirus, permite que estos días salgan a flote variadas y jocosas anécdotas por parte de sus principales protagonistas. Una de estas se dio con el actual técnico de la selección Albirroja, el argentino Eduardo Berizzo, en su época de jugador del River Plate de su país.

En una entrevista hecha por el medio Planeta 947 al exárbitro internacional Pancho Lamolina, este admitió que en una ocasión durante la disputa de un superclásico argentino entre River Plate y Boca Juniors, alentó a que Berizzo le pegue a Guillermo Barros Schelotto, por entonces delantero xeneize.

Esto sucedió en el año 1999 durante la disputa de la Copa Revancha de Mendoza, que enfrentaba a los archirrivales del fútbol argentino, ante las constantes y ácidas provocaciones por parte de Barros Schelotto al defensor del conjunto Millonario.

“Yo veía que el de Boca lo cargaba, lo cargaba y lo cargaba al de River. Le tomaba el pelo. En un momento el defensor se acerca y me dice “¿podés creer que somos compañeros en la Selección y me carga?”. Entonces pasé por su lado y le dije que le pegara una patada. Berizzo Me miró sorprendido, cómo no entendiendo lo que estaba escuchando. ‘¿En serio?’, me pregunta. ‘Una, una sola'”, respondió el futbolista de River”; según contó Lamolina.

El desenlace de aquél inusual pedido del árbitro, solo podrá dilucidarlo oportunamente el ahora entrenador de Paraguay.

Comentarios