Fútbol Internacional

Boca y River aceptan fecha prevista por la Conmebol

Rodolfo D’Onofrio titular de River, Claudio Tapia, presidente de AFA y Daniel Angelici de Boca Juniors. | 5 Nov 15:43
Rodolfo D’Onofrio titular de River, Claudio Tapia, presidente de AFA y Daniel Angelici de Boca Juniors.
Fútbol Internacional

Boca y River aceptan fecha prevista por la Conmebol

5 Nov 15:43

Buenos Aires, Argentina. AFP.- Los presidentes de los argentinos Boca Juniors, Daniel Angelici, y de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, aceptaron la fecha prevista por la Conmebol para los partidos de ida y de vuelta de la final por la Copa Libertadores 2018, dijeron en conferencia de prensa conjunta.

Las finales se disputarán en Buenos Aires el 10 de noviembre a las 17H00 locales (20H00 GMT) en la Bombonera y el 24 a la misma hora en el estadio Monumental, según el cronograma de la Conmebol.

Tanto Boca como River impulsaron gestiones ante la Conmebol para lograr un cambio de día de manera tal que ambas finales se disputaran los domingos 11 y 25, pero sin resultado.

“Tanto Boca como River hicimos nuestras gestiones, pero hay razones que ha marcado Conmebol y cuestiones de seguridad por las cuales se resolvió que los partidos fueran esos días y en ese horario”, remarcó el presidente de River.

Angelici admitió que aceptaron la decisión a regañadientes.

“Nos hubiera gustado la consulta previa a la AFA (Asociación del Fútbol Argentino)”, se quejó el presidente de Boca.

En ambos casos, los partidos se disputarán sin público visitante, según el acuerdo al que llegaron los clubes en una reunión en la AFA, anunció su presidente Claudio Tapia en la rueda de prensa que ofreció este lunes junto a D’Onofrio y Angelici.

“Boca y River han llegado a un acuerdo para que se dispute sin la presencia de público visitante(…) a pesar del atractivo internacional” que suscita el partido, según el acta que leyó Tapia.

“Es un orgullo para el fútbol argentino poder vivir esta fiesta. Convocamos a simpatizantes, hinchas y socios a vivir esto como una fiesta popular, somos rivales no enemigos”, añade el texto que firmaron los dirigentes.

– “Trastorno deportivo y logístico” –

La fecha de esta inédita final entre los dos equipos más populares de Argentina estaba pautada inicialmente para los días 7 y 28 de noviembre.

Pero tuvo que ser modificada por cuestiones de seguridad, debido a la cercanía con la cumbre del G20, a la que acuden líderes mundiales como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el de Rusia, Vladimir Putin, que se realizará en Buenos Aires los próximos 30 de noviembre y 1 de diciembre.

Igualmente, en el campo meramente futbolístico también las fechas son un dolor de cabeza.

“En Argentina se está desarrollando el torneo de Superliga y hacía mucho tiempo que no se programaban con anticipación los partidos”, comentó Angelici.

Ambos clubes habían argumentado razones religiosas de los socios judíos que no iban a poder asistir al juego por el Shabat si se disputada un sábado.

“Se hizo el pedido formal, pero lamentablemente quedó el sábado 10 y 24”, dijo Angelici.

A su turno el presidente de la AFA admitió que las finales “van a ocasionar un trastorno deportivo y logístico” en el calendario del fútbol local.

“Son 55 partidos que se programan en todo el país, hay que reprogramar todo”, se quejó.

De todas formas los tres dirigentes llamaron a vivir las finales como una fiesta del fútbol, pasión de multitudes en Argentina.

“Es un partido que se está dando por primera vez en la Copa Libertadores porque antes los equipos argentinos se eliminaban obligatoriamente. Todos los hinchas tenemos que disfrutarlo mucho. Es un honor jugar la final de la Copa más importante que tiene América”, dijo D’Onofrio.

Comentarios

Ultimos videos

Fútbol Paraguayo

El superclásico en imágenes

5 Nov 15:57
Fútbol Paraguayo

El superclásico en imágenes

5 Nov 15:57

Te mostramos todo lo que pasó en el superclásico con las mejores imágenes captadas por los reporteros gráficos del Diario La Nación.

Imponente recibimiento de las hinchadas en al previa del superclásico. Foto: Pánfilo Leguizamón
Julián Benítez y Rodrigo Rojan luchan por el balón. Foto: Néstor Soto.
Juan Escobar intenta aguantar la pelota en una fricción con José Leguizamón. Foto: Aníbal Gauto.
Julián Benítez encara hacia el arco azulgrana y Víctor Cáceres sale al paso para frenarlo. Foto: Néstor Soto.
Grito de crack. Fernando Ovelar festeja su primer gol en Primera y nada más y nada menos en un superclásico. Foto: Fernando Riveros.
Fernando Ovelar, “cara sucia”, atrevido y talentoso. Foto: Fernando Riveros.

 

El chico récord. Con 14 años, Ovelar acapara la atención. Foto: Fernando Riveros.
Retírese señor, fue la orden de Óscar Velázquez, tras mostrarle la roja directa a “Topo” Cáceres. Foto: La Nación

 

Con rabia, Cáceres abandona el campo de juego y Velázquez dialoga atrás con el cuarto juez. Foto: Fernando Riveros.
Tranquilidad y categoría para empatar el clásico a los 102 minutos. Foto: Néstor Soto.
Jorge Ortega, el hombre que selló el 2-2 en Sajonia. Foto: Aníbal Gauto.
El “Sicario” del gol festeja con alma y vida. Foto: Aníbal Gauto.
El “Sicario” del gol festeja con alma y vida. Foto: Aníbal Gauto.
Camacho festeja el empate como un triunfo. Foto: La Nación.
La desazón del capitán azulgrana, Rodrigo Rojas. Foto: La Nación
Rodrigo Rojas quedó tendido por unos minutos, lamentando el empate sabor a derrota. Foto: La Nación
Era para llorar, Rodrigo. El empate de Olimpia casi sentencia la suerte del campeonato. Foto: La Nación.
Rojas es levantado del suelo por uno de los utileros del Ciclón. Foto: La Nación.
Marcos Acosta lamenta el empate, ya que él fue el autor del empate. Juan Escobar intenta consolarlo. Foto: La Nación.
Raúl Zapag entró al campo y se fue directo hacia el equipo arbitral. Foto: La Nación.
Durante la invasión al campo de juego, pasó de todo. Uno de los ayudantes de Cerro agarra del cuello al directivo de Olimpia, Enrique Dami. Foto: La Nación.
La furia y el descontrol de Raúl Zapag al término del partido. Foto: Fernando Riveros.
Todos contra Velázquez. Todo el plantel de Cerro arremetió contra el juez del clásico.
La barra brava de Cerro Porteño quiebra la valla de Norte hacia Plateas (Foto: Fernando Riveros/LN)
La hinchada de Cerro se enfrentó con la Policía. Foto: Fernando Riveros.
La barra brava de Cerro Porteño quiebra la valla de Norte hacia Plateas (Foto: Fernando Riveros/LN)

 

Enfrentamiento en Plateas, entre dos hinchas de Cerro y Olimpia. foto: Fernando Riveros.
Gases lacrimógenos utilizados por la policía. Foto: Fernando Riveros.

 

 

Comentarios

Fútbol Paraguayo

“Si Cerro no armaba escándalo, el árbitro no adicionaba más”

Jorge Ortega, exjugador de Olimpia. Foto: Archivo Fernando Riveros. | 5 Nov 15:19
Jorge Ortega, exjugador de Olimpia. Foto: Archivo Fernando Riveros.
Fútbol Paraguayo

“Si Cerro no armaba escándalo, el árbitro no adicionaba más”

5 Nov 15:19

El jugador franjeado Jorge Ortega habló sobre el dramático final del superclásico Olimpia ante Cerro Porteño, que tuvo de todo y cambio dos veces de manera radical ya en tiempo de adición.

“Si los de Cerro no armaban escándalo seguro el árbitro no adicionaba más tiempo. Sin qué ni para qué Churín se tiró al suelo e ingresaron a la cancha todos”, fue lo que declaró – a la 730 AM- Jorge Ortega, autor del gol que decreto el empate en el superclásico.

Diego Churín tirado en el piso tras recibir una falta. Foto: Pánfilo Leguizamón

Más cuatro, más uno

Olimpia y Cerro Porteño empataron 2-2 en el superclásico, en un final de escándalo, que terminó festejando Olimpia. El Ciclón se puso en ventaja a los 95′, pero tras escaramuzas, expulsiones, el partido tuvo un final inesperado. El juez hizo seguir el encuentro, el Decano consiguió un penal al minuto 100 y a los 102′, el puntero terminó empatando.

El pésimo arbitraje de Oscar Velázquez daño el encuentro durante los 90 minutos y más la adición del juego. El citado juez principal y sus asistentes no supieron tomar las decisiones más acertadas para mantener el orden e impartir la justicia que merece un superclásico. El cotejo concluyó en un bochornoso espectáculo que incluyó a jugadores, dirigentes y mal llamados hinchas en la zona de graderías.

El clásico y un descenlace escandaloso

Comentarios